La Posta: madres con mucha energía, hijos con muchos talentos

(Nota en Rosario3.com)

La historia detrás de un grupo de voluntarios que creó Applir, una asociación que promueve la inclusión social y laboral de jóvenes con discapacidad intelectual

( Ver VIDEO )

Desde afuera, parece una casona más entre tantas otras ubicadas en ese sector de calle Suipacha. Solo un cartel advierte que en ese espacio pasan cosas. Muchas cosas. Lo confirma el movimiento que hay en su puerta: algunos jóvenes salen, otros entran, dos mujeres charlan animadamente en el hall. Es la sede de Applir, Asociación Padres Por La Igualdad Rosario. Un espacio pensado para que jóvenes con discapacidad intelectual puedan entretenerse y formarse.

María Rosa, presidenta de la entidad, es quien explica que “hay mucho trabajo voluntario” detrás de la movida, mucho trabajo hormiga. A su lado, María, una de las vocales, cuenta que al principio eran diez chicos con sus mamás. Que se juntaban en plazas o casas. Pero que fueron creciendo en número hasta que se hizo evidente que había que poner en marcha algo más grande. Y así fue que nació la entidad.

Los primeros años funcionaron en el club Italiano de calle Buenos Aires 1252. Pero desde mediados de este año lograron alquilar una sede, en Suipacha 1038. Necesitaban espacio para desarrollar talleres. También para celebrar cumpleaños. Las fotos del “antes” dan algo de miedo: la casona estaba abandonada, hubo que invertir mucho trabajo en reciclarla. Pero hoy reluce y permite el desarrollo de múltiples actividades. Y, seguramente, muchas más se irán sumando.

Pero todo proyecto demanda trabajo. “Falta traer la cama y quedarnos a dormir”, bromean María Rosa y María, que son apenas dos de las voluntarias que integran una amplia comisión directiva. A los profesores se les paga y también se cobra por la participación en actividades, pero está claro que la entidad no es un negocio. Hay cursos con un solo alumno que siguen abiertos. Y no se deja fuera a nadie que no pueda pagar.

Brenda es la única alumna del taller de danzas árabes, al menos por ahora. Ella disfruta tanto como Jorgelina, su profesora. Repiten una y otra vez el movimiento de las caderas y también sueltan al aire unos pañuelos. En la cocina, un grupo de jóvenes conversa animadamente. Toman mate y charlan del reciente clásico rosarino. Minutos más tarde, se mudan a otra pieza, donde se dicta el taller de folklore. En dos hileras, varones y mujeres practican una coreografía mientras la profesora Adriana los mira atenta. Ella cuenta que siempre se dedicó a chicos con discapacidad y adoró la música. Que al jubilarse le resultó natural sumarse a Applir. Y hay muchos talleres más: teatro, cine, salsa. Incluso una escuela de tenis adaptado. Y un taller productivo de golosinas. Cada uno de los jóvenes puede elegir según su perfil y su talento.

María Rosa cuenta con orgullo sobre el servicio de catering Ni más ni menos, que abrieron luego de formar a un grupo de chicos como asistentes de mozos y no encontrar forma de insertarlos en el mercado laboral. Cuenta que es difícil la logística, admiten problemas que tienen para conseguir flete, pero aclara que los chicos son “puntuales” y “responsables” a la hora de encarar los trabajos. Y que el gobierno local y varias empresas de la región los convocan. Aunque, por supuesto, siempre están abiertos a nuevos clientes. Una prueba contundente de que, más allá de las trabas, todo es posible cuando se trabaja con pasión.

LAS CLAVES SOBRE LA ASOCIACIÓN PADRES POR LA IGUALDAD ROSARIO

APPLIR (Asociación Padres Por La Igualdad Rosario) es una asociación civil sin fines de lucro, de personería jurídica nro. 204/08.  Inicia sus actividades a fines del año 2007, cuando quienes actualmente conforman su comisión directiva, un grupo de madres de jóvenes con discapacidad intelectual, compartían el amor y la responsabilidad frente a las necesidades de los mismos, y también ideas, proyectos, trabajos e iniciativas que las lleva a la decisión de unir las voluntades individuales para el logro de objetivos mas superadores.

OBJETIVOS. Brindar a los jóvenes con discapacidad intelectual. Generar espacios de sociabilización creando ámbitos de adultez transitables en conjunto con sus familias. Generar oportunidades de formación que permitan a dichos jóvenes incluirse laboralmente. Concientizar a la sociedad sobre las formas de incluir a los jóvenes con discapacidad de una manera digna y responsable fomentando el conocimiento y aceptación de otras juventudes.

VOLUNTARIOS. La colaboración de amigos, familiares, socios y la asesoría incondicional de profesionales fue el aliento para comenzar con ideas y sueños a cumplir. Todos con el fuerte interés común de concientizar a la sociedad, apoyando, creando y ofreciendo nuevos espacios que promuevan la cantidad y calidad de la integración social y laboral de los jóvenes en base a sus demandas y necesidades.

BENEFICIARIOS. Desde su nacimiento, la entidad ha podido contener, capacitar, incluir y conectar a jóvenes con discapacidad intelectual con los diferentes espacios de la sociedad, tanto públicos como privados, obteniendo la posibilidad de que ambos sintiéndose  parte de la misma, tomen conciencia y se sensibilicen de las posibilidades  reales de trabajo e interacción. Desde sus comienzos, sus beneficiarios, cerca de 100 jóvenes por año en forma directa con en su modalidad de talleres y cursos, junto a sus familias como beneficiarios indirectos y a los socios que apoyan este proyecto, son quienes  nos comprometen en esta amplia tarea.

TALLERES. Hay talleres en diferentes días y horarios, orientados hacia diferentes áreas. Alguos están vinculados con la música (danzas árabes, folklore, salsa). Otros tiene como eje el cine y el teatro. Se ofrece una escuela de tenis adaptado. Y también un taller productivo de golosinas. Si bien no son gratuitos, lo que se cobra es accesible e incluso cuando hay pocos alumnos no se cierran.

CAPACITACIONES. Se desarrollaron capacitaciones en panificación, talleres de autonomía, asistentes de mozo y asistentes administrativos a través de la Universidad Nacional de Rosario. En las misma se trabajó a partir de metodologías interdisciplinarias por técnicos especialistas (psicólogos, psicopedagogos, terapeutas ocupacionales y auxiliares). Algunos egresados lograron ubicarse en reconocidos espacios de la ciudad, como el Concejo municipal y el Bar El Cairo.

CATERING NI MAS NI MENOS. Emprendimiento productivo desarrollado por Applir en el que participan unos 15 jóvenes con discapacidad intelectual, que han sido capacitados para trabajar como mozos y en la atención al público. El grupo es coordinado por profesores y voluntarios. Ofrecen servicios de coffee break, almuerzos, cenas, desayunos empresariales, también servicio de mozos. Más Información: http://cateringnimasnimenos.com/ Contacto: catering@applir.org.ar

COMO AYUDAR. Hay muchas maneras en que se puede colaborar con el proyecto de Applir. Se puede ser socio y abonar una cuota base de 40 pesos. O realizar donaciones ocasionales. Empresas y organizaciones puede sumarse como padrinos. Siempre se necesitan voluntarios para las diferentes actividades que desarrollan la entidad. Propuestas para resolver traslados son bienvenidas. Y también se puede contratar el servicio de catering, que permite una salida laboral a muchos de los jóvenes que participan de la asociación.

CONTACTO
APPLIR  Asociación Padres Por La Igualdad Rosario
www.applir.org.ar
Suipacha 1038, Rosario.
Teléfonos (0341) 4646045 / (0341) 155 781093

Por: Fernanda Blasco (fernanda.blasco@rosario3.com)

Comments are closed